domingo, 20 de noviembre de 2016

Kate Schatz publica 'Mujeres radicales de todo el mundo', un libro ilustrado en el que explora los perfiles de las artistas, piratas y punks que dieron forma a la realidad actual












Kate Schatz es la autora del libro Rad American Women A-Z ('Mujeres radicales americanas de la A a la Z').
Este proyecto, orientado a un público infantil e ilustrado por Miriam Klein Stahl, fue un auténtico superventas: estuvo durante 11 meses en la lista de los más vendidos del New York Times.
Esto no dejaba de resultar curioso, dado que era un proyecto que combinaba una parte más amable con un fuerte contenido reivindicativo. En cualquier caso, a niños y adultos les encantó esa mezcla.
Ahora, Schatz ha decidido continuar la serie con un nuevo títuloRad Women Worldwide: Artists and Athletes, Pirates and Punks, and Other Revolutionaries Who Shaped History ('Mujeres radicales de todo el mundo: las artistas y atletas, las piratas y punkis y demás revolucionarias que dieron forma a la historia').
En él, reúne un amplio abanico de casi 300 mujeres que han sido fundamentales en campos como la poesía, la piratería, la igualdad de género o el espionaje.
Personas que no solo se negaron a aceptar los roles que la sociedad les imponía, sino que devolvieron el golpe en diversas formas.
Aunque al final del libro se ofrece un listado de 250 personalidades, el grueso de Rad Women Worldwide lo conforman las breves biografías de 40 mujeres de 31 países distintos que van desde Junko Tabei, la primera mujer que escaló el Everest, hasta Bastardilla, la grafitera colombiana que ha llenado Bogotá de murales en los que trata de cambiar la manera en que las mujeres son percibidas en la sociedad latinoamericana.
Algunas de las integrantes del libro son más obvias, como puede ser el caso de la pintora Frida Kahlo y de la activista y Premio Nobel paquistaní Malala.
Pero muchas de las personas que aparecen son descubrimientos muy interesantes: la princesa y poeta sumeria Enheduanna, la heroína feminista china Qiu Jin, o la estudiante Sophie Scholl, que fue miembro de la resistencia alemana frente a los nazis, son algunos nombres más o menos desconocidos que se recuperan en Rad Women Worldwide.
Esta es una pequeña selección de algunas de esas heroínas y antiheroínas, que no siempre cambiaron el mundo pero trataron de adaptarlo a su medida.
1. Liliʻuokalani, Reina de Hawái
Fue la última reina de Hawai, una reconocida escritora de canciones tradicionales hawaianas y autora de un famoso libro de memorias, La historia de Hawai por una Reina de Hawai
La derrocó el gobierno de Estados Unidos debido a los intereses del gobierno en las plantaciones de azúcar de las islas. Cuando le ofrecieron una especie de monarquía honorífica, se negó diciendo que lo que quería era decapitar a los culpables de su deshonra. Un tribunal extranjero la condenó a 5 años de trabajos forzados e instauró una república.
Murió en 1917 como ciudadana anónima y hoy está en el Hall of Fame de la música hawaiana.
2. Chimamanda Ngozi Adichie
Chimamanda Ngozi Adichie es una joven dramaturga y novelista nigeriana que ha revolucionado el mundo de las letras africanas.
En 2014 ganó el Premio Nacional de la Crítica de EEUU por su novelaAmericanah, lo que venía a confirmar su larga trayectoria como escritora capaz de aunar los mundos de la literatura anglosajona y de la literatura nigeriana, que aprendió del creador de la literatura moderna afriacana, Chinua Achebe.
Su afán por crear un relato verdaderamente radicado en la realidad africana con el que explicarse esta la está confirmando como uno de los valores más potentes de la narrativa actual.
3. Enheduanna
Enheduanna, princesa, escritora, legisladora, astrónoma y sacerdotisa sumeria del siglo 23 antes de Cristo, es posiblemente el poeta —de cualquier género— más antiguo cuyo nombre se ha conservado en la historia.
Compuso 42 himnos dirigidos a templos de toda Sumeria, y estos constituyen para muchos estudiosos el primer intento registrado de crear una teología sistematizada.
En algún momento de su vida cayó en desgracia y fue exiliada, pero consiguió recuperar su posición política y llegó a convertirse en una figura mitológica de la cultura sumeria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario