domingo, 6 de marzo de 2016

Hablamos con la artista española Victoria Diehl sobre su obra y su interés por el mundo de la moda, con el que confiesa le gustaría colaborar.







Victoria Diehl es de A Coruña y lleva años mezclando estatuas con cuerpos reales, creando imágenes que parecen desafiar el tiempo, la muerte y los cánones de belleza. Además, su compleja obra la ha llevado a exponer sus proyectos en ciudades como Nueva York, Viena, Roma o Vitoria.
Recientemente hemos podido ver su obra expuesta junto a la de otras artistas de la talla de Marina Abramovic, Ouka Leele o Kiki Smith para la exposición En cuerpo y alma. Mujeres artistas de los siglos XX y XXI, en La Sala Kubo de San Sebastián, y en i-D hemos querido hablar con ella sobre el verdadero trasfondo de sus trabajos, sus principales fuentes de inspiración y sobre cómo es trabajar junto a Lena Dunham.¿Cómo encontraste ese estilo que vemos en tus imágenes; mezcla de pintura (digital) y fotografía?
A raíz de una idea para un trabajo de clase cuando cursaba Bellas Artes, examiné diferentes técnicas para llevarla a cabo y la fotografía y la postproducción digital le daba el punto de veracidad que me interesaba. Hasta ese momento mi formación era más pictórica que fotográfica. En cualquier caso, como artista visual me considero multidisciplinar y uso otras técnicas distintas de la fotografía si los proyectos así lo requieren.
Escribes, pintas, fotografías... ¿Cómo te planteas cada proyecto?
Lógicamente hay una etapa de investigación en primer lugar, que te lleva a leer y escribir mucho para darle forma a un nuevo proyecto. Una de las etapas que más me fascinan es la investigación en museos para encontrar tanto esculturas como información sobre las obras. He tenido la suerte de conseguir permisos para fotografiar en museos maravillosos.
La etapa final de postproducción en ordenador es también muy creativa y se parece mucho a la pintura. Por último la fase final cuando empiezas a positivar y ves el resultado final en gran formato es de gran satisfacción.¿Cuáles han sido tus referentes desde tus primeros proyectos hasta hoy en día?
Por la temática que mueve todo mi trabajo, la representación del cuerpo, y el resultado final de la obra, no he tenido los clásicos referentes de corrientes, vanguardias o grupos determinados. Si que admiro a muchos artistas, tanto clásicos (Bernini, Canova, Antonello da Messina) como contemporáneos (Marina Núñez, Manuel Sendón, Louise Bourgeois, Francesca Woodman, Rineke Dijkstra).
En tu obra vemos representados cuerpos -especialmente el femenino- que nos hablan de cánones de belleza, vida, muerte, paso del tiempo... ¿Tiene intención política tu obra, algo de feminismo?
Sí, mi obra no atiende a un único tema pero es inevitable que un discurso sobre la representación del cuerpo femenino tenga connotaciones políticas. En cualquier caso lo que me interesa es que el espectador pueda extraer diferentes lecturas.
¿Has tenido algún tipo de polémica o censura por tu trabajo?
Pues sí, desgraciadamente en alguna exposición en centros públicos me han censurado alguna imagen. Lo que es increíble es que estando en el siglo XXI molesta más un torso desnudo que otro tipo de imágenes que remiten a formas de violencia.
También has realizado portadas de libros ¿A qué otros proyectos aplicas tus obras?
Las portadas de libros, discos y colaboraciones en publicaciones son otra forma de presentar tu trabajo y llegar a más gente. Normalmente son encargos pero que me gustan porque es otra persona con su proyecto creativo la que recurre a ti, y es todo un honor y una responsabilidad.
En 2014 hiciste la portada para el dominical de The New York Times. ¿Cómo fue trabajar con Joanna Milter y Lena Dunham?
Una experiencia única, bastante estresante por el poco tiempo disponible (solo tuvimos una tarde de plató con Lena), pero muy satisfactoria por poder trabajar con unas condiciones mejores que las que suelo tener, con mucha producción y estilismo.
Quedé muy contenta con el resultado final, ya que terminó siendo la mejor portada del año en su categoría para los editores de prensa de Estados Unidos. También me abrió puertas a una exposición importante allí, ya que se celebraba una exposición en la Aperture Foundation de Nueva York con las mejores fotografías publicadas en los últimos 25 años en el New York Times Magazine y me incluyeron en la muestra.
¿Te han salido más encargos de este tipo, como para marcas o alguna editorial de moda?
Todavía no, y lo estoy esperando, porque es un mundo que conozco y me apasiona. Me encanta la fotografía de moda y la moda en sí.Tienes una presencia online muy discreta ¿Cuál es tu relación con las redes sociales?
Me gusta separar mi vida privada de lo que es mi profesión, aunque cada vez uso mas facebook como herramienta de trabajo publicitando mis exposiciones por la visibilidad e inmediatez que da.
Actualmente trabajas como profesora en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Zaragoza. ¿Cómo lo combinas con tu trabajo como artista?
La docencia en una facultad de Bellas Artes siempre es un estimulo para la actividad creativa e investigadora. Tienes que estudiar e investigar a artistas y técnicas para dar clase y juzgar las obras de los alumnos; toda esa información y actividad hace que te tengas que mantener al día en todos los temas creativos.
¿Estás trabajando en algún proyecto nuevo actualmente?
Tengo varios en marcha, aunque es complicado encontrarles tiempo junto con la docencia, la tesis doctoral y mi reciente maternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario