miércoles, 13 de mayo de 2015

Cate Blanchett desvela que ha tenido relaciones con varias mujeres






Cate Blanchett ha tenido relaciones con mujeres “muchas veces”, según ha confesado la actriz en una entrevista a la revista australiana Variety. La actriz, que lleva 18 años casada con Andrew Upton, rechazó etiquetarse como lesbiana o como bisexual y no quiso dar más detalles sobre la cuestión. “Nunca he pensado en ello”, zanjó. Blanchett concedió la entrevista a Variety como parte de la promoción de Carol, un film que protagoniza junto a Rooney Mara y que dirige Todd Haynes. La película es una adaptación de la novelaEl príncipe de sal, de Patricia Highsmith, y narra la historia de dos mujeres que se enamoran. La actriz australiana está casada con Andrew Upton y es madre de tres hijos y una hija, Edith, a quien la pareja adoptó a principios de este año. Upton es actualmente director artístico de Sydney Theatre Company. La pareja planea mudarse con sus hijos a Estados Unidos a finales de año.
Quizás por esta razón, las declaraciones de Blanchett han sido recibidas con cierto escepticismo en Australia, donde la columnista del Herald Sun, Susie O’Brien, escribía: “Parece raro que esta cuestión no haya salido antes. Ha estado casada durante 18 años y nunca antes ha sugerido que fuera lesbiana, o posiblemente bisexual, cuando era más joven. También parece raro que Blanchett diera esta información y que luego retrocediera cuando le pidieron más detalles”. La película incluye una escena de sexo en un hotel entre las dos protagonistas, aunque Blanchett avisó que “no se trata de La vida de Adèle, esta no es la ambición de la película”.
Para preparar su personaje, Blanchett estudió a fondo la obra original, que Highsmith escribió en 1952 bajo pseudónimo. “La forma como Highsmith escribe, tiene una atención exquisita a detalles que mucha gente pasaría por alto, pero no el ojo de un amante”, explicó, y añadió que el equipo de rodaje habló mucho sobre zonas erógenas y terminó centrándose en partes del cuerpo como las muñecas, el cuello o los tobillos.
Hace unos días en una entrevista con EL PAÍS hablo de la vanidad “En mi casa no hay espejos, menos en la ducha, donde te puedes mirar desde todos los ángulos. Y está muy bien porque así las duchas son de lo más cortas, algo muy bueno y no hablo solo para el medio ambiente”, confiesa la actriz, muy concienciada con la preservación medioambiental.

Blanchett, firme defensora de la igualdad de género en el mundo del cine, destacó que proyectos comoCarol confirman que comienza a haber lugar para películas con personajes femeninos fuertes. “Tenemos que seguir haciendo presión –dijo- ¿Qué sector tiene igualdad de salarios para las mujeres? Ninguno”. La actriz de 45 años añadió que la predominancia de hombres como protagonistas en las películas es un mal negocio que “no sirve a la audiencia”.De sus hijos ha dicho que deseaba tener una niña en casa. “Los chicos pueden ser unos diablos”, aclara sobre su prole. “Pero son muy divertidos. Me hacen reír constantemente. Ahora estamos en ese punto en el que todo lo que hago, todo lo que digo, les avergüenza. El otro día íbamos conduciendo y nos pusimos a cantar por medio de la autopista hasta que me dijeron eso de que me callara porque alguien me podía oír”, cuenta.
La australiana destacó las dificultades que tienen películas comoCarol para llegar a la pantalla grande: “Hay mucha gente dándole vueltas a la idea de que la gente no quiere verlas, lo cual no es cierto”, declaró.
 Carol es una producción independiente filmada en Cincinatti en abril de 2014 y ambientada en el Nueva York de los años 50. SegúnVariety, la película podría hacer ganar a Blanchett su séptima nominación a los premios Oscar, “pero si fracasa, podría percibirse como otro ejemplo de la maldición de las historias de amor gay”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario