domingo, 17 de enero de 2016

“¿Acaso no se puede ser guapa y estar gorda?”










“Me han dicho en contadas ocasiones lo de ‘eres muy mona, si adelgazaras serías mucho más guapa’. La sinceridad, por delante. La hipocresía no tiene cabida en el vocabulario de Ana Pizarro, conocida en la blogosfera como The Duchess. Ella, que protagoniza la última campaña de la división de moda europea de Amazon, se muestra orgullosa de sus curvas. “El problema es que siempre se ha relacionado la gordura con la fealdad y en esto los medios y el canon impuesto han tenido mucho que ver¿Acaso no se puede ser guapa y estar gorda?“, apunta. Pizarro se define como curvy –ese anglicismo que tanto se prodiga últimamente en las revistas de tendencias para reivindicar una necesaria amplitud de miras al idealizar el cuerpo femenino–, aunque reconoce que “no deja de ser un eufemismo“. Esta bilbaína –fotógrafa, modelo y conocida blogger– asegura que el adjetivo en ciernes no le molesta porque “se aleja del típico ‘gorda’ que muchas de nosotras estábamos acostumbradas (y aburridas) a oír en el instituto. Yo soy curvy y estoy gorda y ninguno de los dos términos me molesta porque es lo que soy. Otra cosa es que las palabras sean dichas con intenciones dañinas y en un contexto de crítica y de burla”, apunta. Pizarro pone rostro y voz al lema I wish I could wear (ojalá pudiese vestirme), la última campaña de Amazon que, bajo el incansable tirón del femvertisingpublicitario, centra su mensaje contra la tiranía de una talla única y hace hincapié en que cualquier mujer, sea como sea, puede sentirse guapa:

No hay comentarios:

Publicar un comentario